domingo, 5 de enero de 2014

Guerras Ofídeas, sesión 13





   Después de las presentaciones y de ser invitados formalmente a una cena donde estuvieron con el capitán de la barcaza, el segundo oficial de mayor rango de la Deathwatch, Deverius, y el astrópata jefe, pusieron en común información, entre ella cómo pudieron dar con los restos moribundos del hermano Agramorr y del honor que se le dio al ser enclaustrado en uno de los Dreathnougt del Capítulo. La información posterior sobre el destino de los objetos obtenidos del pecio dejó bastante pensativo a Deverius, el cual consideró que sus hermanos los Despojadores pueden ser un buen lugar donde custodiar ese tipo de objetos.

   Al ciclo diurno siguiente, los acólitos pasaron a la Redemption III y decidieron el nuevo rumbo a tomar. Transmitieron el destino a la Imperator Gloriae y se prepararon para viajar fuera del sistema para realizar el salto al Inmaterium. En el trayecto de salida, Callidon, Tybalt y Escarlata tuvieron una reunión en la que se consideró adecuado el realizar una misión encubierta en Spectoris. La misión consistía eliminar al Hierofante Herrmen Kilgard, el cual está generando una serie de problemas tanto a ellos como a la Curia Callixtina. Consideran que es un daño colateral necesario y que hay algo más detrás de esa fachada de piadoso que quiere limpiar de corrupción las líneas de la Eclesiarquía del subsector. Para ello designan a Escarlata, le dan carta blanca de acción en Spectoris y un par de contactos. Además en el último momento, dan la orden al Capitán de la Redemption III para viajar a Spectoris, entrar en el sistema por la zona sombría y evitar ser detectados.

   Para poder llevar a cabo esta misión, gracias a los nuevos contactos que estaba generando el arreglador Ignace Cromwell, en Opus Macharius consiguieron un traspondedor con señal falsificada, pusieron una copia de señal de un crucero peregrino llamado La Sed de Drusus, y consiguieron que este trabajo no apareciese reflejado en movimientos B de la Inquisición, de forma que solo el Magus que lo codificó tiene conocimiento del hecho. El pago fue generoso.

   Tras la instalación en uno de los cutters de la nave y de camuflarlo exteriormente con color y emblemas de la Eclesiarquía y concretamente la Orden Peregrina, llegaron a destino. La Redemption III no fue detectada y en el momento que los sensores detectaron la llegada de Sed de Drusus, lanzaron el cutter con Escarlata en el interior y disfrazada como peregrina.

   Su llegada al espaciopuerto no tuvo ningún problema y el traspondedor actuó correctamente. Escarlata desembarcó utilizando un alter ego generado en la nave y se infiltró en Spectoris. La duración de la misión no era conocida y tenía órdenes de llegar a Sentinel cuando terminase, ya que allí le esperarían el resto de la célula.

   La vuelta del cutter fue bastante peor que la salida, el piloto, aunque muy experimentado, no calculó adecuadamente el acceso al hangar de la nave silenciada y chocó con un lateral, destrozando el cutter, inutilizando la puerta de acceso al hangar, muriendo y haciendo perder un cutter a la nave. Al estar en modo apagado, el Capitán de la Redempiton no podía pedir ayuda para recuperar los restos de la nave ni para minimizar problemas, así que tuvieron que arreglárselas como pudieron. Tras solventar el problema, dejando el hangar inutilizado y cerrado antes de saltar al Empíreo, pudieron evaluar con los sensores los restos del cutter y vieron que Escarlata no estaba dentro. Tras esto, saltaron hacia su nuevo destino, Sentinel. Este planeta, desértico, también es conocido como Drusus ya que en el sólo hay un asentamiento y es el que se ha creado alrededor de la tumba-monasterio de San Drusus. El destino es elegido porque según sus informaciones obtenidas en Opus Macharius, es el lugar donde hay más posibilidad de conseguir información sobre la ruta más segura para adentrarse en el Halo de Estrellas, no en vano es uno de los Planetas-Altar más importantes del Sector Calixis y donde existen una afluencia masiva de peregrinos y comerciantes.

   El viaje en si no fue problemático, la situación comprometida se dio dentro de la nave. Ya en dirección a Sentinel, en los pasillos cercanos al hangar y en zonas de almacenaje, cerca de donde se descubrió en su momento la secta herética y se purgó, se dio otro incidente armado. Un grupo de acólitos, Angel, Tyto Alba y un piloto experimentado de la Guardia Imperial del Sector, el Teniente Jeremiah Noolan, fueron tiroteados por un desconocido. Del incidente, Noolan acabó en la enfermería con heridas graves lacerantes, mientras que el resto no. Del atacante, pudieron ver que era un hombre al que le cortaron el cuello. Estaba equipado con un traje de camuflaje negro y anti radiación térmica y disparaba con una pistola de agujas. De este encuentro consiguieron sacaron en claro dos cosas, una que no saben quién era ese hombre ya que no aparecía registrado en la tripulación y que tampoco saben quién lo eliminó, porque según el informe que realizaron para Callidon, fueron emboscados en un pasaje recto donde había muy pocos puntos de cobertura, el enemigo se encontraba en las zonas superiores, en los pasillos de servicio y tenía completamente cubiertos los accesos a esos pasillos, así que era muy complicado que ellos pudiesen acceder a donde estaba. Recibieron varios disparos y después dejó de disparar. No escucharon nada ni vieron nada. Simplemente dejo de disparar y cuando pudieron llegar, lo vieron degollado.

   La segunda cosa fue tras la autopsia previa a deshacerse del cadáver, el médico jefe de la nave descubrió algo inquietante, además de tener una serie de mejoras biológicas, en la zona interna de la musculatura del pecho tenía grabado un símbolo que no había visto antes. Remitió una pictoimagen a Callidon junto con el informe detallado y éste, junto con los integrantes más veteranos de la célula inquisitorial que quedaban en la nava lo identificaron rápidamente: era el símbolo de la Cábala Tiranista, la organización inquisitorial a la que pertenecen.

   Pero no solo dio para este susto e incógnita, sino que el ya recuperado Titus, pudo estudiar a fondo las placas de datos que le pasaron antes de tener el “percance” en Zel Tertius y consiguió desentrañar una parte importante de los misterios que presentaban.

   Un documento era un memorándum de movimientos de naves en el Bastión Serpentis en día que ellos se fueron, también información detallada de una gran cantidad de inquisidores que han estudiado a la Estrella Tirana y algo que llamó especialmente la atención de los acólitos, sobre todo porque lo obtuvieron de una placa de datos con una muy alta codificación de seguridad y que estaba al nombre de la Inquisidora Lillith, en ella apareció una pictoimagen de la Redemption II, relativamente reciente, muchos años después de haberla dado por desaparecida, otra era también otra pictoimagen de un edificio con una fecha de 645M41, archivada y valorada por el difunto Maestro del Saber Cromwell y un poema fechado en el 645M41 y revisado en el 476.815M41. Llamó la atención porque la fecha actual era de 920.815M41.

   El poema es el siguiente:

"Oscuridad por orden imperante,
opresión luminosa que lacera,
una sombra efímera y viajera,
negro el cielo concomitante.

Tiránida viajera y errante,
si Slannesh con placer apareciera,
conocimiento de Tzcheen impera,
y Nurgle cubre con poder doliente.

La Luz del Falso emperador muere,
si miras a través de su debilidad,
verás a cuantos esclavos él quiere.

La estrella tirana verdades vende,
y tu alma salvarás con facilidad,

el negro brillante desea verte."


Capítulo 12                                                                                                      Capítulo 14


No hay comentarios:

Publicar un comentario