domingo, 2 de noviembre de 2014

Desafío de los 30 días: Día 2

Buenas,
Desafío desglosado

Día 2: ¿Cuál ha sido tu mejor sesión?

  Es una pregunta muy difícil de concretar porque hay dos puntos de vista, porque se puede referir a tu mejor sesión como jugador o como director y muchos matices...

  Intentaré responder a la dos. Como jugador la que recuerdo como mejor sesión, y centrándome en la sensación final de habérmelo pasado bien es una sesión jugando una campaña de D&D 3.5 en Ravenloft. En esa sesión nuestro grupo de aventureros estábamos en una ciudad y se echaba la noche, así que decidimos dormir en la posada. La cuestión es que tuvimos que enfrentarnos al problema de un hombre lobo suelto con sed de sangre. Me lo pasé bien porque la tensión y el drama estuvo bien repartido y, además, mi personaje salió indemne del lance. Fue una de las pocas sesiones en las que la malsana competitividad que existía entre Dj y jugadores quedó difuminada por la situación y la historia.

  Y ahora como director. En este caso, he de remarcar una parte de la campaña de Sarah (si, otra vez... parece que tengo obsesión) en la que debían pasar una noche los jugadores en las habitaciones del hotel Pompadour sin que pasase nada raro... y uno de ellos ya se encargó de que pasasen cosas... más bien jocosas ya que se encariñó con una pnj de su edad y casi consigue llevársela a la cama. Después hay otras que me vienen a la cabeza pero creo que la mejor cantidad de muy buenas sesiones se han dado a lo largo del desarrollo de la camapaña Guerras Ofídeas de Dark Heresy. Y no puedo individualizar y se que está siendo muy buena porque mis jugadores están muy metidos en la historia y me permiten este parón porque prefieren que la prepare bien a que improvise chamacanadas.

Bueno, nos leemos en la siguiente.

0 comentarios:

Publicar un comentario